V5


Hace ya varias días un compañero me ha mostrado una canción llamada Chilatown, de un conjunto de lo que supongo es rap – aunque tal vez sea Hip Hop, sinceramente desconozco de música en el sentido de que no se nada de notas, géneros y ese tipo de cosas – , en fin el grupo se llama Boca Floja. Boca Floja según me he enterado trata de hacer canciones de contenido critico-social.

Sucede que la canción me ha hecho pensar – simple pretexto, pues cualquier otra canción pudo hacerlo – en como las personas usan varias maneras de expresar lo que a su parecer esta mal en el entorno que los rodea. Si no me creen, pueden pensar en las diferentes cosas a los que el ser humano llama arte, no importa que sea, música, declamación, cine, arquitectura, pintura, danza o escultura todas suelen referirse en algún momento a una pena, decepción o algún sentimiento similar. La verdad es que para eso se inventó el arte, como un consuelo ante lo que sentimos o no podemos mejorar. Personalmente siempre pienso en dos artes, son las que supongo más me gustan: la música y la declamación – principalmente la parte de la literatura –.

La música y la literatura son dos artes que van de la mano, por ejemplo una buena canción es aquella letra que no puede concebirse sin su respectiva música, eso nos lleva a tener que crear una buena música antes de poder crear una buena letra y esta última no es sino un buen poema, así lo demuestran Joan Manuel Serrat y Pedro Guerra al momento de musicalizar poemas que , solo a simple vista, no tienen una música definida. Entonces, se puede decir que para ser un buen escritor se debe ser primero un buen músico, sin importar que este requisito se obtenga de forma consciente o no; acaso conoces algún escritor al que no le guste la música.

A lo que quiero llegar es que todo el arte, tiene las mismas cosas en común, usas un instrumento que es tu único amigo en esa soledad que implica la creación, un trabajo que nos forma y da de si, porque contrario a lo que se puede creer nada es inspiración. Ese trabajo producirá lo único que podemos controlar en el arte: una buena composición. Lo demás depende de una buena interpretación, que si bien puede depender del artista, esto no siempre resultará así.

Tal vez se pregunten a que viene todo esto, pues resulta que mi amigo me ha dicho “a ti que te gusta la lírica, ojalá un día puedas hacer rimas como esas”, en ese momento yo no conteste pues no le di gran importancia, ahora que lo pienso, yo no quiero escribir algo como lo hace ese grupo, tampoco quiero ser como Garcilaso o Juan Rulfo, a mi me hubiera gustado ser José Alfredo Jiménez pero no tengo el talento, me hubiera gustado ser Georges Brassens pero no tengo la ocurrencia; lo que quiero decir es que a mi me gustaría escribir cosas que entendiera cualquier persona, me gustaría que lo que escribo lo escuchara todo aquel que lo deseara que la gente lo apreciara – sin importar la parte del mundo en la que se escuche -. Cavilando un poco este aspecto creo que si yo quisiera escribir como otra persona, esa persona tendría que cantar y escribir de forma sencilla y sin importar quien lo escuchara o leyera, yo no quiero ser Serrat o Sabina, tampoco quiero ser Borges ni quiero ser Cervantes, si yo pudiera escribir como alguien más, quisiera escribir como Joaquín Carbonell.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s